Comunicados, Carlos Navarrete

POSTURA ANTE ACONTECIMIENTOS EN SAN QUINTÍN, BAJA CALIFORNIA

El día de hoy, sábado 9 de mayo por la mañana, en San Quintín, Baja California, municipio de Ensenada, han ocurrido graves acontecimientos que es necesario denunciar enérgicamente.

La Policía Estatal del Estado de Baja California ha irrumpido en el campamento de los trabajadores agrícolas de San Quintín y ha agredido a familias completas y a trabajadores agrícolas.

La demanda de los trabajadores desde hace semanas ha sido la del incremento al salario y el que el gobierno estatal y el gobierno federal faciliten el dialogo para que haya respuesta positiva a sus demandas. 

 

Es inaceptable que a una demanda salarial de trabajadores agrícolas se responda con la violencia. Es inaceptable que el gobierno de Baja California, en lugar de facilitar el diálogo con los dueños de los ranchos productores y los trabajadores, haya optado por la utilización de la fuerza pública. El Partido de la Revolución Democrática condena la utilización de la fuerza pública para responder a las demandas de los trabajadores agrícolas de esa zona del país.


Pedimos al gobierno de la república, al gobierno federal, una inmediata intervención para reinstalar la mesa de diálogo y de negociación. Las demandas de mejores salarios son legítimas. Las demandas de los trabajadores agrícolas de San Quintín deben ser respondidas adecuadamente por los empleadores y el gobierno federal debe intervenir.


Hago un llamado al gobernador de Baja California para que cese en la utilización de la Policía Estatal. Las demandas de los trabajadores no pueden ser respondidas con la violencia, con detenciones ni nada por el estilo.


A los trabajadores de San Quintín les pido prudencia. Que no acepten enfrentamientos violentos, que protejan a sus familias, que sigan levantando la demanda de mejora de sus salarios. Tienen el respaldo del Partido de la Revolución Democrática y de la opinión pública nacional. Se necesitan salarios mejores para los trabajadores agrícolas y cesar la violencia. No queremos violencia de la policía del estado para enfrentar una demanda salarial de estas características.
Esperamos que el gobierno federal tome inmediatamente en sus manos el tema, envíe fuerza pública para impedir que haya nuevas agresiones hacia los trabajadores y hacia sus familias y que el diálogo se imponga en este caso.

Carlos Navarrete Ruíz


Presidente Nacional


Partido de la Revolución Democrática