Comunicados, Carlos Navarrete

A la militancia del Partido de la Revolución Democrática

A la militancia del Partido de la Revolución Democrática

A la opinión pública.

En días recientes celebramos una reunión muy importante de nuestro Consejo Nacional, en el que se tomaron importantes decisiones, todas prácticamente por unanimidad. A partir de ahí se ha generado un debate, varios en el partido y hacia la opinión pública, dejando de lado el contenido central de las resoluciones.

Es la propia dirección nacional, encabezada por el presidente y secretario general del partido, la que presentó un documento de nueve puntos que contienen las medidas que hemos tomado para relanzar a nuestro partido a una nueva etapa de organización y de lucha política que le permitan dar un giro hacia los ciudadanos, e impulsar una renovación de nuestro programa, nuestro actuar ético y una renovada línea política, para que la sociedad tenga en nosotros un mejor instrumento de sus causas y aspiraciones. Lo hemos hecho con responsabilidad política y escuchando a nuestros electores, convencidos que siendo la tercera fuerza política nacional, y la primera de la izquierda, tanto por los votos obtenidos, como por los millones de mexicanos que gobernamos y representamos en las Cámaras, no podemos estar satisfechos y hay que tomar medidas profundas que nos acerquen a nuestro objetivo de transformación democrática del país y ganar la presidencia de la República en el 2018.

En este sentido la realización de nuestro Congreso Nacional a celebrarse los días 17, 18, 19 y 20 de septiembre, será el marco en el cual se concretarán las medidas políticas, de organización y estatutarias que nos permitan entrar a esta nueva etapa; vamos a ese Congreso con un ánimo renovador, en un ambiente de debate libre y constructivo y trabajando en unidad política con la participación de las distintas expresiones del partido. Hemos acordado una ruta común para impulsar juntos la transformación del PRD.

En lo referente a impulsar la necesaria unidad de las izquierdas, es conveniente hacer las siguientes precisiones: lo hacemos convencidos de que es una medida correcta, ya que el PRD es producto de una larga historia de difíciles pero continuos procesos unitarios. Heredamos el registro del Partido Comunista Mexicano, que es el mismo del PSUM, el PMS y el PRD,

por ello seguimos planteando que las diversas izquierdas busquemos mecanismos de coordinación, cooperación y solidaridad, reconociendo las normales diferencias que existen en la sociedad y en la izquierda misma, las cuales no pretendemos desaparecer, pero que no impiden el diálogo democrático entre quienes tenemos visiones diferentes.

La izquierda no se agota en los partidos, está en amplios sectores de la sociedad con vitalidad, por lo cual el nuestro es un esfuerzo general y permanente, manifestamos nuestra decisión de seguir dialogando con decenas de organizaciones, personalidades, movimientos sociales y partidos tanto locales como nacionales, que con respeto estén dispuestos a hacerlo. El PRD es la tercera fuerza política del país y no menospreciamos a nadie.

La renovación anticipada de nuestra dirección no es el asunto central del replanteamiento de reforzar al PRD, lo central es el contenido del plan de nueve puntos, lo importante son los cambios profundos que estamos dispuesto a hacer para acercarnos aún más a la sociedad, la cercanía y vigilancia de nuestros gobiernos, la aplicación de nuestro programa, el funcionamiento ético de nuestros militantes, este donde estén, la apertura del partido a la sociedad, la actualización de nuestra propuesta política y programática y el impulso de amplios frentes opositores de izquierda para derrotar los signos cada vez más acentuados de un retroceso en nuestra vida democrática.

Respetamos las expresiones de quienes pretenden ser tomados en cuenta para dirigir al partido, pero aún no existe convocatoria para tal efecto. La dirección nacional tomará medidas pertinentes, para encauzar este proceso que culminará con la decisión del Consejo Nacional, mismo que elegirá de entre los afiliados al PRD a sus próximos dirigentes.