DISCURSO DEL PRESIDENTE NACIONAL DEL PRD, CARLOS NAVARRETE RUÍZ, EN LA INAUGURACIÓN DE LA SEXTA REUNIÓN PLENARIA DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO EN EL SENADO DE LA REPÚBLICA

 MGL0461SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA: Para inaugurar formalmente los trabajos de esta reunión plenaria del grupo parlamentario del PRD, le doy ahora la palabra a Carlos Navarrete Ruíz, presidente nacional del PRD.

CARLOS NAVARRETE RUÍZ: Muchas gracias senadora, Vicecoordinadora del grupo parlamentario. Estimadas senadoras y senadores muy buenos días, estimados invitados, invitadas que gusto compartir esta mesa plural con ustedes.

Y gracias al presidente del Senado de la República y ahora en su calidad de coordinador parlamentario por la invitación que me permite compartir con mis compañeras y compañeros senadores, este encuentro y reflexiones políticas y de manera especial, querida Maestra Ifigenia Martínez, que gusto saludarla, un gusto verla aquí con entusiasmo como ejemplo de lo que es nuestros cuadros históricos más valiosos y más leales a su partido.


Bienvenida Maestra Ifigenia.

Y no puedo dejar de mencionar a Manuel, estas muy homenajeado Manuel y muy reconocido por todos y por todas. Algo absolutamente merecido.

Y a nombre del Partido de la Revolución Democrática que tú conoces muy bien, con el que has tenido tantas interacciones durante tantos años.

Te quiero expresar nuestro reconocimiento por tu vocación para los acuerdos y para los encuentros, no olvidaremos nunca el esfuerzo que hiciste en el 2000, para acercar a Cárdenas y a Fox, a una candidatura común que no se dio, y en el 2006 para unificar a la izquierda, en el Frente Amplio en esta coalición que se construyó en ese año.

Y después en el 2012 y hoy nos da un enorme gusto que estés en pleno proceso de recuperación, que estés sólido, que estés entusiasta aportar lo que siempre has aportado, tú capacidad para dialogar con todos y de sentar a la mesa aún a los contrarios, felicidades Manuel por todo esto.

Voy a encontrarme con los senadores y senadoras que forman este grupo parlamentario, lo hago en momentos difíciles para México, no voy a repetir el diagnóstico, porque la senadora Padierna ha hecho una síntesis certera de los momentos aciagos que vive que vive nuestra nación.

En el terreno económico, en el terreno político, el extravío del gobierno, después de la euforia del primero de septiembre, los cambios que han ocurrido en el país, lo que ha ocurrido en la sociedad mexicana, el entorno internacional el precio del petróleo no tiene caso, Dolores lo hizo bien y suscribo este diagnóstico que ha hecho de la realidad nacional.

Pero también vengo con ustedes a iniciar un diálogo público con senadoras y senadores de la República, que representan a millones de electores, que votaron por las siglas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el 2012.

Sabiendo la diversidad del grupo, sabiendo que como en el caso de Manuel fue invitado como candidato externo del PRD a senador de la República, y sabiendo muy bien que la izquierda mexicana pasa por momentos turbulentos, donde no tiene buenas noticias.

Aquí hay quienes participaron en el proceso de unidad en los años ochenta del Siglo pasado, para unificar a fuerzas de izquierda muy diversas, supieron de la coalición de izquierda, supieron de la conformación del Partido Socialista Unificado de México, como un primer gran esfuerzo partidario, participamos de la formación del Partido Mexicano Socialista en 1987, fuimos parte de la gran confluencia en 88, para ir al Frente Democrático Nacional con Cuauhtémoc Cárdenas, con Ifigenia y con otros liderazgos importantes.

Fuimos constructores en el 89 del Partido de la Revolución Democrática, abrimos las puertas del PRD y durante 25 años este proyecto progresista sumó alianzas, primero del Partido del Trabajo, luego de lo que fue Convergencia y ahora Movimiento Ciudadano.

Pero también de mucho cuadros dirigentes, provenientes mayoritariamente del PRI, que decidieron incorporarse a la lucha progresistas en el PRD y fueron gobernadores muchos de ellos.

En Tlaxcala, en Chiapas, en Zacatecas, en Baja California Sur y empezamos a ganar elecciones y ganamos la capital de la República, donde hoy tenemos ya 18 años gobernando.

Por cierto, con el desgaste que significa gobernar 18 años esta ciudad, consecutivos, además es un punto de referencia internacional, incluso el que la izquierda gobierne la capital.

En este proceso de unidad, que tuvo algunas divisiones de menor impacto, en este trayecto, en 2012 inició un proceso en sentido contrario y tres años después, hoy estamos en el peor de los escenarios en materia de unidad, hay que reconocerlo, razones hay muchas, no voy hacer un análisis de media hora de lo que ha ocurrido.

Porque somos un partido que está en la oposición, porque nosotros representamos un proyecto muy diferente al de que el presidente de la República encabeza desde el gobierno.

Pero también somos gobierno en cinco entidades, también tenemos responsabilidades en el congreso, somos un partido que está en la oposición, pero también es corresponsable de la conducción del país y de entidades de la República, y desde el Senado, y desde la Cámara de Diputados tenemos un compromiso legislativo para aportar lo que México requiere.

Por eso, este proceso de desencuentro de la izquierda, que genera mucha incertidumbre en el electorado nuestro, es altamente preocupante y también peligroso.

Hoy ya no hay tres, hay cuatro partidos políticos en el flanco izquierdo del espectro electoral y podría ser menos grave si los cuatro fuésemos legítimamente a encontrar nuestros nichos electorales y a consolidar nuestro voto de más identidad, en un ambiente de respeto, de equilibrio, de reconocimiento mutuo.

Porque en un ambiente de esta naturaleza sería legítimo, que aún cuatro fuerzas políticas trabajando por su electorado, pronto tuvieran la agenda de la unidad colocada como prioridad de las cuatro fuerzas políticas, pero lamentablemente no ocurre así.

Debo decirlo aquí, en mi grupo parlamentario, al que representa al PRD como su brazo legislativo en el Senado de la República, el PRD nuestro partido, el partido por el que ustedes fueron elegidos, candidatos primero y senadores después, es el blanco de una concertación de intereses para lastimarlo lo más posible.

No solamente eso, sino que hay muestras, expresiones públicas, twitter, mensajes, discursos, intensiones de destruir y desaparecer al PRD, hay quienes desde el movimiento de la izquierda, creen que otros proyectos pueden florecer, si el PRD muere o es exterminado o por lo menos, desprestigiado a tales niveles, que sea imposible que siga vigente como opción electoral en el país y me parece que así no se construye la unidad ni presente, ni futura tampoco.

El PRD se ha dicho muchas veces, es más cierto que nunca, el PRD no le pertenece a sus dirigentes, menos a sus corrientes que son parte del lastre que hoy tiene nuestro partido, el PRD no le pertenece a sus senadores y diputados que son representantes, es más, no le pertenece ni siquiera a los militantes del PRD, el PRD es un referente de millones de mexicanos.

Millones que tal vez nunca vemos juntos en el Zócalo, porque no caben, porque existen, son hombres y mujeres que viven a lo largo y ancho del territorio nacional, que tienen esperanza, que tienen preocupaciones, angustias y que cuando van a las urnas, encuentran el negro y amarillo del PRD y nos dan su confianza con su voto.

En unos estados más alto, en otros más bajos, pero ahí está el PRD y los gobiernos del PRD en cinco entidades hacen esfuerzo por gobernar bien, por responder a la confianza de la gente y por mejorar la calidad de vida de la gente, como lo hemos demostrado en varios lugares.

Pero no solamente eso, el PRD tan vilipendiado, tan atacado, tan denigrado en los últimos 120 días, es un partido que sigue teniendo en territorios completos el respaldo mayoritario del electorado.

Antes de llegar con ustedes vi las últimas encuestas, todos los políticos vemos encuestas ahora, es un instrumento indispensable, se acabó eso de que, yo creo que está pasando tal cosa, me da la impresión de que vamos así, hoy hay que hacer mediciones y les tengo tres buenas noticias, compañeras senadoras y compañeros senadores.

En Michoacán, sábado y domingo levantado la última encuesta, encabezamos por más de cinco puntos de diferencia, las preferencias electorales sobre el PRI y sobre el PAN y sus candidatos, por más de cinco puntos de diferencia hoy y estamos empatados con el PRI en Morelia, nos lleva dos puntos de diferencia el PRI en Morelia arriba, en Morelia, en la capital, en bastión panista y priista.

En Guerrero empiezan a llegar las primeras cifras, la coalición del PRD y PT acordada y firmada está a seis punto arriba del PRI EN Guerrero, juntos, si estamos separados, estamos empatados, el PRI nos saca un punto de diferencia.

Juntos podemos ganar la gubernatura de Guerrero,
Y ¡Oh sorpresa!, para los que quieren enterrar electoralmente al PRD en la capital de la República, en la capital del país el PRD sigue siendo la opción mayoritaria, ya no absolutamente mayoritaria porque hay competencia, pero es la primera minoría electoral en el D.F. en diversas delegaciones y distritos y hay una calificación positiva hacia el gobierno del doctor Mancera y hacia lo que el PRD ha hecho en estos 18 años de gobierno.

Hay errores, claro, hay insuficiencias, claro, hay reclamos ciudadanos, claro, toda fuerza política que prolonga su permanencia en el poder sufre desgaste en el ejercicio del poder, sea de izquierda o de centro de derecha.
Y nosotros tenemos ese desgaste pero la gente reconoce, que la ciudad de México es otra después de 18 años, en muchos aspectos, por eso, compañero Barbosa, coordinador parlamentario, senadoras, senadores, hago votos porque el Grupo Parlamentario del PRD desahogue la agenda que has mencionado, tendrán ustedes el respaldo del Comité Nacional para que trabajen, negocien, convenzan, construyan mayorías en el Senado para sacar adelante esta agenda legislativa prioritaria.

Hago votos porque sean capaces de dialogar y de acordar en las coincidencias y en las diferencias, este partido tiene que mantener su vocación de diálogo hacia afuera, con más razón hacia adentro.

Y hago votos porque el Grupo Parlamentario del PRD, este partido acosado hoy desde diversos flancos tenga un Grupo Parlamentario que lo represente dignamente, que represente su plataforma legislativa, las razones por las que muchos mexicanos votaron por el PRD y los hicieron senadores, a unos de mayoría, a otros de primera minoría, a otros de lista nacional, pero ustedes representan un proyecto político, una agenda legislativa precisa, un punto de vista para el país, son ustedes voceros naturales del PRD frente a muchos millones de mexicanos.

Y finalmente el Comité Ejecutivo Nacional del PRD está recorriendo el país, llevó yo 14 estados y espero en los próximos días recorrer otros 5 más.
Compañeros, el PRD existe desde los territorios municipales, el PRD está vigente desde los estados de la República, son miles de dirigentes intermedios, son hombres y mujeres patriotas, interesados en que nuestro país salga adelante, con convicciones, orgullosamente perredistas, que ahí están, a veces en condiciones muy precarias, pero ahí están, mil 100 Comités Municipales construidos, 32 Comités Estatales, Grupos Parlamentarios, cerca de 300 presidentes municipales, eso no es burocracia, eso es convicción de 25 años.

El PRD es un proyecto que le pertenece a los mexicanos en un buen sector y yo estoy seguro que los senadores y senadoras nunca lo van a olvidar, cuando suban a tribuna, cuando vayan a comisiones, cuando respalden nuestros gobiernos estatales, cuando logren las reformas para el Distrito Federal, cuando coloquen el tema del salario como demanda nuestra.

El tema del salario hoy en los spots del Partido Acción Nacional es una maniobra propagandística del PAN, en nosotros son principios, son compromisos históricos, desde aquella frase de la izquierda, de democracia y más salario de los años ochenta hasta ahora en donde el salario para los trabajadores es parte de un proyecto económico alternativo que el PRD tiene.
El país no puede crecer con salarios deprimidos, el país no puede crecer con la inflación más alta que el incremento al salario mínimo cada año, el país no puede crecer sin que la gente tenga dinero en el bolsillo para adquirir productos y mover la economía y esto debe ser una prioridad nuestra en el Senado.

Termino diciendo, la vida me ha enseñado que en política puede haber adversarios, pero no enemigos, a los adversarios se les puede convencer o se les puede confrontar o puede uno terminar haciendo acuerdos legislativos para ir juntos, a los enemigos se les extermina, como las guerras.

El PRD no tiene enemigos, ni con siglas, ni en lo individual, puede ser que al PRD le hayan surgido muchos enemigos que lo quieran exterminar, pero el PRD no es enemigo de nadie y el presidente nacional del PRD tampoco, porque sé diferenciar las discrepancias políticas de los desencuentros personales, por tanto, saludo a todos y a todas los integrantes de este Grupo Parlamentario, los que aún se mantienen fieles con su partido, los que han decidido caminar por otra ruta, que es legítimo, es un derecho constitucional, optar por la opción política que más le convenga a cada quien, tendrán que discutirlo ustedes, tendrán que valorarlo adecuadamente.

Pero nadie debiera arrogarse el derecho de contribuir aún más a la división en este Grupo Parlamentario, hay que facilitar los encuentros, hay que saber de dónde viene uno, a quién responde, por qué se está aquí, qué siglas lo postularon, qué proyecto se defiende y cuando no se comparte un proyecto como el del PRD es muy legítimo, hay otros proyectos, pero cuando se comparte el del PRD hay que defenderlo en todos espacios legislativos, eso es lo congruente, eso es lo honesto.

Por tanto, espero que tengan un gran éxito en estos dos días, sé que va a estar movidita la sesión, de hoy y mañana, no puede ser de otra manera, pero me da un enorme gusto reunirme con mis compañeros del PRD y con los invitados e invitadas y declarar instalados los trabajos, si se ponen de pie se los agradecemos, declarar instalados los trabajos de esta Sexta Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en el Senado de la República, hoy presidido por su coordinador y además presidido por un perredista como presidente del Senado de la República.


Muchas gracias y muchas felicidades.