DISCURSO DE CARLOS NAVARRETE, PRESIDENTE NACIONAL DEL PRD DURANTE EL “FORO LA RECUPERACIÓN DEL SALARIO MÍNIMO EL PAPEL DEL PODER LEGISLATIVO”

 MGL0086

Estimadas amigas y amigos, ciudadano Jefe de Gobierno, diputadas, diputados de la Asamblea Legislativa, diputadas, diputados federales, muy buenos días.

Vengo a este acto, primero a reconocer la importancia de las iniciativas que el Jefe de Gobierno ha presentado en la Asamblea Legislativa, pero escuchando los posicionamientos de los partidos también a reconocer la valía de que los partidos representados en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal hayan llegado a un acuerdo que es fundamental en un tema de trascendencia.

 

Tenemos muchos problemas en el país, hay mucha tensión social, hay un ambiente de encono que se nota en los medios de comunicación, en las calles, hay indignación por muchos acontecimientos, pero hay cosas en las que tenemos que ponernos de acuerdo todos, independientemente de nuestra militancia política.

Y una de ellas es reconocer todos que el origen de muchos problemas y de muchas tensiones en México es el tema de la desigualdad, México es un país con enormes desigualdades en sus territorios, en su población, en las familias, en el campo, en las grandes ciudades.

Se nos han acumulado muchos factores de desigualdad, que generan tenciones sociales y que pueden generar desbordamientos sociales también.

Y uno de los factores de la desigualdad mayores, es el tema del salario, las cifras, todos las compartimos, nadie está inventando cifras, las cifras están en el CONEVAL en el INEGI, en las instituciones de educación superior.
Hay un dato que es impresionantemente brutal, en México de 1934 a 1982 se aumentó el poder adquisitivo del salario mínimo en el 54 por ciento hasta 1982, de ese año al año pasado 2013 el poder adquisitivo del salario disminuyó, disminuyó en un 67 por ciento.

Hoy los hombres y mujeres que ganan un salario mínimo, que se levantan temprano que van al trabajo, que toman su transporte, que cumplen con sus obligaciones, que regresan a las cinco o seis de la tarde de su casa y ganan un salario mínimo, viven en pobreza extrema.

Viven en pobreza extrema teniendo salario, teniendo trabajo, teniendo empleo, esto no puede ser así.
Y me da un enorme gusto que se la ciudad de México la que otra vez con su diversidad política, con sus partidos, con su gobierno sea quien se ponga a la vanguardia en este tema, ya nos pusimos de acuerdo en algo elemental. Hay que desindexar el salario, todos compartimos eso.

Y la primera iniciativa que se va a concretar va ser en la Asamblea Legislativa, en la Cámara federal está la iniciativa, hay que dar el segundo paso.

También hay que crear la unidad de cuentas y la ciudad de México va ser la primera entidad del país que la va a tener, para quitar el freno del salario mínimo vinculado a otros factores que hoy la deforman y lo distorsionan.

Confío en que el Jefe de Gobierno el doctor Miguel Ángel Mancera una vez aprobado por la Asamblea Legislativa estas iniciativas concrete el segundo paso

Es apenas un paso pequeño, es una señal, pero si todos los partidos de la Asamblea Legislativa comparten que el primer paso es llevar a 82 pesos el salario mínimo de ahí puede derivarse plena conciencia de que necesitamos con cuidado, atendiendo a los empresarios, a los inversionistas, a los sindicatos, escuchando a los especialistas, sin dar saltos al vacío, con responsabilidad, ir paulatinamente año con año, incrementando el salario mínimo, hasta llegar a niveles dignos, como lo dice la Constitución.

Yo termino diciendo, que mi partido en el Distrito Federal respaldará a sus diputados a sus diputadas, los acompañará y a nivel federal también, con el diputado Miguel Alonso Raya, diputados federales, para que el tema del salario no se convierta en un tema de disputa política, no se trata de quién levanta la bandera o quién toma la ventaja de haberlo propuesto, no, en esto vayamos todos los partidos políticos y que la ciudad de México siga siendo la ciudad líder en el país también en la lucha contra la desigualdad, adelante diputados y estaremos muy al pendiente de su (inaudible), felicidades.

0-0-0-0